Cadena de suministro: optimízala con estas estrategias

Cadena de suministro: optimízala con estas estrategias | Skydata Latam

Cadena de suministro: ¿Cómo mejorar los procesos?

Tener una buena cadena de suministro puede garantizar el éxito o el fracaso de tu empresa. Ahora bien, ¿Cuáles son las mejores estrategias para lograr buenos resultados? A continuación, explicaremos algunas ideas para que estos procesos puedan mejorar.

¿Cuál es la importancia de optimizar la cadena de suministro?

En primer lugar, hay que tener en cuenta algo básico: si no hay una cadena de suministro, no se puede generar valor. Esto aplica especialmente para las empresas que hacen envíos de productos físicos. Es decir, si no se pueden enviar objetos a los clientes o recibir la materia prima de otras empresas, no se podrá generar dinero.

De esta manera, siempre habrá que garantizar un buen funcionamiento de este proceso. Esto no solamente significa saber que es funcional, sino también asegurar que esté 100% optimizado. Es decir, la cadena de suministro siempre debe mejorarse para obtener mejores resultados.

Así, uno de los principales errores de empresas ya asentadas es considerar que no hay forma de optimizar sus procesos. Como los números son positivos, no se molestan en diseñar nuevos sistemas para dar un mejor servicio. No obstante, llegados a un punto, el negocio se estanca y aparece un competidor que mejora la oferta. Algo parecido aplica para las pequeñas y medianas empresas, que consideran que esto implica un enorme gasto. En realidad, una buena gestión de esta cadena implica una inversión, puesto que permite ahorrar costos y aumentar las ganancias, algo perfecto para generar escalabilidad.

Las ventajas de tener procesos ágiles en la cadena de suministro

A continuación, los principales beneficios de mejorar la cadena de suministro en una compañía:

Ahorrar costos

Tener una cadena de suministro optimizada permite ahorrar costos. Si haces envíos que no están bien definidos, gastarás más combustible y los transportistas deberán trabajar más horas. Del mismo modo, esto puede generar insatisfacción en los clientes, que podría conllevar una disminución de las ventas.

Mejorar tiempo de entrega

Si la cadena está bien organizada, se mejorarán los tiempos de entrega. ¿Qué significa esto? Pues que los clientes van a recibir sus productos en el menor tiempo posible y se evitarán toda clase de problemas, que ocurren cuando hay una desorganización en la logística corporativa.

Aumentar la satisfacción del cliente

En este mismo sentido, es importante que se pueda garantizar la satisfacción del cliente. Si las rutas no están optimizadas y el producto llega en un plazo mayor al acordado, posiblemente la empresa se llevará una mala imagen. En consecuencia, se puede perder a un cliente por una simple desorganización.

Garantizar la seguridad del vehículo y el transportista

Además de garantizar las necesidades del cliente, también hay que realizar una buena gestión de la cadena para que el vehículo y el transportista no corran riesgos. De este modo, no solamente se ahorrará dinero en posibles reparaciones del transporte, sino también que los conductores manejarán más tranquilos.

¿Cuáles son las estrategias para mejorar estos procesos?

De cualquier modo, la cadena de suministro puede mejorarse a través de distintas estrategias. A continuación, las más importantes:

Llevar un control del inventario

Un buen control del inventario es clave para asegurar la buena producción dentro de una compañía. Por ejemplo, si un determinado producto está aumentando su demanda, es necesario que se pueda tener la materia prima necesaria para elaborarlo. Caso contrario, no se podrán cumplir con los pedidos.

Esta situación generará insatisfacción en aquellos que quieran hacer pedidos y también significará perder una oportunidad de crecimiento. Por ende, si hay un sistema automatizado para gestionar el inventario, se podrá saber cuáles son los productos por agotarse y se podrán reponer a tiempo.

Optimizar las rutas de transporte

A su vez, la cadena de suministro debe estar optimizada desde el punto de vista de las entregas. Con el auge de las compras online, los consumidores cada vez quieren tener más información con respecto al estado de sus entregas. Es decir, quieren que el producto llegue en condiciones y lo más rápido posible.

En este sentido, las rutas deben ser adecuadas. Para esto, hay que considerar las mejores opciones para enviar un producto, especialmente en cuanto al tiempo. Entonces, hay que gestionar los pedidos por ubicación y plazo de entrega, pero también por urgencia.

De este modo, se pueden seleccionar las rutas más rápidas y seguras, que también serán las que menos combustible consuman. Así como, las que generen un mejor servicio para el cliente y que permitan ahorrar dinero. Por eso, es esencial que las rutas de transporte estén bien optimizadas para maximizar las ganancias.

Mejorar la gestión del almacén, punto central de la cadena de suministro

La gestión del almacén también es vital para tener una buena cadena logística. Principalmente, porque en ocasiones hay recursos que se malgastan y eso genera un nivel de pérdidas importante. Para evitarlo, se vuelve indispensable estar al tanto de los detalles de los procesos.

Si se observa que algo no se realiza en los plazos estipulados o que la producción es menor a la acordada, habrá que averiguar las posibles averías. También debería efectuarse un diagnóstico de cada etapa productiva para ver cuáles son los márgenes de mejora, con el objetivo de ofrecer un producto superador.

Gestionar adecuadamente los plazos con los clientes

El servicio al cliente es esencial en la cadena de suministro. Un error que jamás habría que cometerse es el de prometer la llegada de un producto en un plazo imposible. De este modo, se genera un gran problema con el cliente y, a su vez, la imagen de la marca se desprestigiará por mentir.

Es clave que las entregas se hagan de la mejor forma posible, pero sin crear falsas expectativas. Además, también es importante ofrecer un sistema de tracking en vivo, para que el cliente sepa en cualquier momento la ubicación del transportista.

Usar nuevas tecnologías como apoyo de la cadena de suministro

Las nuevas tecnologías también son un gran apoyo para la gestión y desarrollo de la cadena. Un caso claro ocurre con los trackers. A través de una aplicación, se puede supervisar al personal en vivo, para detener posibles errores. Del mismo modo, se pueden tomar decisiones estratégicas para mejorar el negocio.

También es central contar con un sistema que sirva para manejar la flota. En estos casos, se puede establecer información relevante. Por ejemplo, la cantidad máxima de paradas, el tiempo encendido de motor o las rutas según un mapa de tráfico. Todo esto con un solo objetivo: mejorar el servicio de las entregas.

Incluso, también se pueden programar alertas, en caso de que el conductor tenga alguna conducta inadecuada. Se podrá tener un registro histórico detallado de las visitas, para conocer mejor los caminos de entrega. Del mismo modo, también serás capaz de analizar el gasto de combustible o el rendimiento del vehículo.

En todos los casos, aparecerá la función de reportes y estadísticas. Estos recursos sirven para visualizar distintos datos de forma simple, sin necesidad de amplios conocimientos. Al tener esta información a mano, se pueden tomar decisiones comerciales eficientes. En conclusión, optimizar la cadena de suministro es necesario para hacer la diferencia en el mercado. Ahora que has descubierto algunas estrategias y ventajas, es importante aplicar estos conocimientos en la empresa para obtener mejores resultados. ¡Esperamos que este artículo haya sido de ayuda!

× ¡Contáctanos!